Tips

 

TIPS

 

 

Los ácaros del polvo se alimentan con las células muertas de la piel. Los ácaros del polvo viven en nuestras sábanas, la ropa, peluches, la alfombra, la tapicería, las toallas y los muebles. Aunque su secadora matará casi todos los ácaros del polvo (de la ropa, las sábanas y las toallas, muchas cosas como los muebles, colchónes y la alfombra son más difíciles de controlar en lo que respecta a los bichos y su excremento.

Sus desechos están compuestos con proteínas. Cuando respiramos estas sustancias, o cuando entran en contacto con nuestra piel, nuestro cuerpo trata de protegernos produciendo anticuerpos. A cambio, nuestros anticuerpos liberan histamina que es un químico que causa la típica hinchazón y el color rojo asociado con las alergias.